Utopía

Tras dos temporadas llenas de conspiraciones, asesinatos, tensión, paranoias… Channel 4 nos deja sin una de las mejores series del panorama  seriefilo actual, y es que tras el anuncio del pasado mes de octubre de que no habría una tercera temporada miles de seguidores se  han quedado con la miel en los labios, porque la segunda temporada terminaba totalmente abierta y dejaba a los fan con ganas de saber cuándo empezaría esa tercera temporada.

Para quien lo quiera saber ante “Utopia” nos encontramos una serie brillante en casi todos sus aspectos. El primero de ellos, el argumento, una trama que nos atrapa, estamos ante un misterio que un grupo de personajes bastante extravagantes quieren resolver y que se enfrentaran a un enemigo en forma de organización criminal, “La red”. Estos dos aspectos se relacionan con la acertada transición de comic-serie, puesto que el argumento interrelaciona los secretos de un comic que escribió un genio loco.

Otros aspectos más técnicos como la banda sonora está en completa armonía con la serie, o el acertado montaje dinámico de la serie suman para que hablemos de una de las mejores series de los últimos años, y por supuesto no nos podemos olvidar de la fotografía a cargo de Ole Bratt Birkeland, colores saturados donde normalmente predomina el amarillo y que hace que contemplemos una imagen atractiva para el espectador, simplemente es belleza lo que vemos y uno de los puntos más fuertes de la serie, a parte del guión que es necesario en toda obra audiovisual.

Es verdad que la segunda temporada había bajado un poco respecto al nivel sublime de la primera temporada, pero no merecía un final tan prematura una serie tan bella, y más con la cantidad de fanáticos de ella que deja insatisfechos la productora Channel 4.

Midseason “The walking dead”

Llegamos a mitad de temporada con un capitulo que deja la serie en alza respecto al resto de temporada pero muy por debajo de lo que se podía esperar.

Esta quinta temporada se está caracterizando por un desarrollo lento y, por qué no decirlo, aburrido, y este último capítulo es más de lo mismo, no pasa casi absolutamente nada hasta la escena final en el que nos sorprenden con una muerte de uno de los protagonistas de la historia, pero para crear tensión, emoción, reacciones en el público se espera mucho más, y esta quinta temporada está manteniéndose gracias a la audiencia generada en las anteriores puesto que si fuera solo por esta nadie la seguiría.

“The Walking Dead” nos abandona hasta el 8 de febrero en que volveremos a reencontrarnos con la historia de Rick and Company, confiemos que vuelva con más acción, con más muertes, con más sangre, con más zombis y con una verdadera historia que enganche a la audiencia y no sea otra vez un cumulo de capítulos de relleno en los que te quedas dormido esperando a que algo ocurra.

Hago este breve análisis solo para reclamar a Frank Darabont y a la productora que se pongan las pilas y no vivan de las rentas porque el público se cansa.