Magia a la luz de la luna

Woody, ¿cómo te puedes conformar con hacer esta película? Cuando alguien va a ver una película de Woody Allen es porque espera mucho más que una simple película, que es lo que has hecho esta vez, y por desgracia, últimamente tus películas me dejan indiferente o simplemente no me gustan.

“Magia a la luz de la luna” narra la historia de cómo un mago intenta desenmascarar a una falsa médium, y como este mago interpretado por Colin Firth cae rendido a los encantos de la médium, protagonizada por Emma Stone (que caiga rendido a Emma es lo único factible de la película). La historia de amor ridiculiza un poco el argumento convirtiendo la película en una banal historia de amor y dejando un poco de lado la labor de desenmascarar a la médium, que personalmente, centrándose en este apartado podría haber conseguido una historia mucho más entretenida. Sirva como ejemplo la película “Red Lights” del director español Rodrigo Cortés, aunque evidentemente hablamos de dos películas completamente diferentes.          Pero sirva la comparación para ver lo que es una buena película, de una que caerá en el olvido, porque eso es lo que hago con tus últimas películas, las olvido.

Para ser concluyente, es una película aceptable, e incluso entretenida en cierta manera, pero no para alguien como Woody Allen, quien es considerado un genio del séptimo arte.

Ouija

Una película terrorífica, terroríficamente mala… Me gustaría decir que es ingeniosa, que nos sorprende a cada instante y que el guión es una obra de arte, así como que no es la típica película en donde unos jóvenes se ponen a jugar a la ouija y la lían parda, pero os mentiría.

La película es un tópico, unos adolescentes deciden jugar a la Ouija y con ello liberar un espíritu  maligno que vivía en la casa, además no puedo evitar acordarme de la saga “Destino Final” ya que los amigos de la protagonista van cayendo como si del plan de la muerte se tratara. Por tanto, “Ouija” es una aglomeración de vulgaridades ya vistas anteriormente (sustos, gritos, apariciones, ruidos, golpes, muertes…), en pocas palabras lo podríamos definir como terror comercial. Si eso es lo que queréis, ir a ver la película puesto que os entretendrá, si queréis algo nuevo esta no es la película.

El director de “Ouija”, Stiles White, no arriesgo a la hora de dirigir la película y en cierta manera acertó ya que la taquilla que hizo en USA amortiguó de sobra el coste de la misma, pero hay a veces que hay que buscar lo novedoso e intentar agradar al público, dejarle con la boca abierta y no darle más de lo mismo, esa es la verdadera forma de enriquecerse uno mismo puesto que el dinero no lo es todo.

Por último, realizare una pregunta  a la “Ouija”: ¿Deberían los espectadores gastar su tiempo y dinero en ir a ver la película? NO.

puntacion -2